Apocalypse soon logo
HOME

Respuestas a los lectores católicos

Apocalypse soon media
Apocalypse soon media

Apocalypse soon - blog
Días Extraños - blog
Días Extraños - Archivo

Apocalypse soon - Las Segñales del Final
Las Señales del Final


La Biblia - QQCQD


¿Cristiano?
¿Judio?
¿Gentil?

Declaracion de Fe
Objetivo
¿Que es todo esto?
Orient Express
Estado de la Iglesia
Sorpresa
De alta tecnología
Sectas
Los Expedientes X
Las Palabras Clave
¿Conciente?
La Iglesia Catolica
¿Rock Cristiano?
La Nueva Era

Sondeos
Contacto

 

Por qué ustedes los evangélicos no honran como deberían la figura de María?


En estos años hemos recibido muchas cartas pidiéndonos  que aclarásemos nuestra posición con respecto a María y a continuación intentaré resumir nuestros pensamientos.


El Papa y María
Seguramente nadie hubiese pensado que el nuevo Papa repentinamente desconocería todos los dogmas Marianos de la Iglesia Católica, pero que en vista de su "formación" habría tenido una actitud diferente a la de Juan Pablo II.
De hecho, debemos mencionar que no todos los católicos son iguales (y lo mismo vale para los evangélicos) y que sería un error pensar que todos los católicos tienen la misma manera de enfatizar el rol de María, mediante una devoción especial o que todos participarían de las peregrinaciones a la Virgen. Aun sabiendo nosotros los evangélicos que la palabra del Papa es de  gran importancia dentro del mundo católico, y, a continuación, esperaban que  Benedicto XVI trataría primero de poner  a Jesucristo y la palabra de Dios en el centro de su mensaje. El punto no es que el Papa debe renegar de las doctrinas católicas, sino más bien dar prioridad clara a la persona de Jesús.


María y la Biblia
En apoyo a la devoción mariana son comúnmente usados dos citas bíblicas: "pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu parentela y su parentela: esta te herirá en la cabeza  y tu le herirás en el calcañar" (Génesis 3: 15):
Este verso de las Escrituras afirma que la descendencia (o la progenie de acuerdo a otras versiones) de la mujer habría herido en  la cabeza a la serpiente y esta le heriría en el calcañar. Con esto queremos afirmar que el diablo habría sido derrotado por un hombre nacido de mujer (es decir, Jesús), quien debía  pasar por el sacrificio y el sufrimiento, es decir, la crucifixión. "Así que, por cuanto los hijos participaron de la sangre y de la carne, el también participo de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo  " (Hebreos 2: 14). En toda la palabra de Dios se indica claramente que quien ha destruido el diablo y aplastado su cabeza (el de la serpiente), es Jesucristo a través de su sacrificio en la Cruz. Por cierto, que Juan Pablo II,  ha tenido manera de decir al menos una vez que la profecía del Génesis 3: 15 fue sobre la persona de Jesús y no de María.
La otra cita se utiliza a menudo es como sigue: "Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas y estando en cinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento."(Apocalipsis 12: 1.2).
La imagen de la mujer a menudo es utilizada para representar a Israel en la Biblia y la Iglesia de Cristo,  también tiene muchas semejanzas con ciertas profecías del Antiguo Testamento relativas a Israel: "ahora, por qué gritas tan fuerte? ¿No hay ningún rey dentro de ti ? ¿Tu asesor ha muerto , hasta el punto de la angustia como la de  una mujer que da a luz? ¿Sufre y gime , hija de Sión, como la mujer que da a luz, porque ahora saldrá de la ciudad,  habitaras en los campos, y subirá hasta Babilonia. Allí tú serás liberada, allí el Señor te rescatará de la mano de tus enemigos ". (Miqueas 4: 9 - 10), "Pero he aquí yo la atraeré y la llevare al desierto, y hablaré a su corazón y le daré sus viñas desde allí, y el valle de Acor por puerta de esperanza; y allí cantará como en los tiempos de su juventud, y como en el día de su subida de la tierra de Egipto. En aquel tiempo dice Jehová me llamarás Ishi, y nunca más me llamarás Baali !" (Oseas 2: 14-16).
También la Iglesia (es decir, el conjunto de todas las personas que se han decidido en  creer en Cristo y que se esfuerzan por vivir en sus enseñanzas) está representada como una mujer, como la novia de Cristo. Esta hipótesis se confirma por el hecho de que en la historia del Apocalipsis 12: 1,2 habla de las doce estrellas, simbolizando las doce tribus de Israel y al mismo tiempo los doce apóstoles de los cristianos.
Creo que es justo decir que después de los Evangelios el único versículo del nuevo testamento donde se menciona  el nombre de María es el de los Hechos de los Apóstoles 1: 14, en la que se dice que María junto con otras mujeres se encontraban junto con los apóstoles en la espera de la manifestación del Espíritu Santo. El hecho de que en todas las demás cartas del Nuevo Testamento no haya ni siquiera una referencia a María significa que, ciertamente, los primeros cristianos no habían pensado nunca ofrecer su devoción a María como lo que hoy  vemos practicada por muchos católicos.


María y su intercesión
Nosotros simplemente pensamos que cuando una persona acepta que Jesucristo en su vida ya no necesita otros intermediarios para llegar al Padre. Jesús de hecho nos abrió el camino al Padre que estaba obstaculizado por nuestra condición de pecadores y a través del Espíritu Santo podemos finalmente tener comunión con el Señor. Sobre este punto, la palabra de Dios es muy clara y la escrituras rechazan la idea de que pueda haber otros mediadores entre nosotros y Dios fuera de Jesús: "efectivamente hay un solo Dios y un mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre" (1Tim. 2: 5). "Jesús dijo" yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al padre sino por  mí. " (Juan 14: 6), "todos aquellos que el padre me da vendrán a mí; y los que vienen a mí, no los echo fuera" (Juan 6: 37).
Me pregunto, por qué deberíamos buscar otros intermediarios cuando Jesús nos dice claramente que no echará fuera  a quien vaya a Él y que a través de Él podemos ir directamente al padre. El recurrir a María o a los Santos es a mi entender una falta de confianza en Cristo porque en ninguna parte en la escritura leemos de personas que en sus oraciones se refieran a alguien para llegar a Dios o pedir que  intercedan los Santos en el cielo.


María y las apariciones
Acerca de las apariciones y los milagros de Medjugoria en Lourdes no estoy en condiciones de dar precisiones, pero sólo deseo hacer algunas observaciones generales.
El Señor nos ha enseñado que todo lo que sucede tiene que ser juzgado por los frutos que produce y que todo lo que glorifica a Dios es, sin duda, proveniente del Padre. No debemos por lo tanto limitarnos y contentarnos por y las apariciones para sostener que esa sea la voluntad de Dios  porque aun Pablo nos invita a estar bien en guardia ante estos hechos: "pero incluso si nosotros o un Ángel del cielo, anunciare  otro evangelio diferente al que les hemos anunciado el tal sea anatema". (Gálatas 1: 8)
El resultado innegable de estas apariciones fue que muchas personas han comenzado a ofrecer adoración a alguien que no es Dios, contrariamente al mandamiento divino: "Jesús contestó,       "escrito está Al Señor tu Dios adoraras, y a Él solo servirás," ". (Lucas 4: 8). Estoy seguro de que hay buena fe por parte de las personas que acuden a María y mi disgusto reside en ver como se empeñan celosamente en rendir culto a persona que no es Dios.


Maria y los evangélicos
Muchos piensan que los evangélicos y los protestantes en general no creen en María o incluso tienen una forma de antipatía hacia ella. Esto sin embargo no es cierto porque creemos en María pero tal como se ha descrito en los Evangelios. De hecho la Biblia presenta a María como una mujer de gran sencillez, humildad y  fe, tanto es así que el Señor la ya había elegido, como madre de Jesús.
Lo  que más nos llama la atención de María es que aun habiendo sido honorada por Dios para ser la madre de Jesús  nunca ha tratado de utilizar su título de madre de Jesús para elevarse por encima de los demás. De hecho, a menudo vemos a las madres que miran a las otras personas de arriba a abajo por la sencilla razón de que su hijo es abogado o  ingeniero, mientras que María siendo aun la madre del Mesías nunca ha querido buscar su propia gloria. En el primer capítulo de los Hechos de los Apóstoles, podemos ver cómo ella también estaba entre las otras mujeres sin reclamar ningún lugar de honor aunque era la madre de Jesús resucitado: "todos estos perseveraban en la  oración, con las mujeres y con María, madre de Jesús y con los hermanos de Jesús".
La impresión es que en el curso de los siglos han deseado transferir sobre María todos aquellos atributos que pertenecían solo a Jesús y así desde el momento que Jesús es el hijo de Dios se ha pensado en llamar a María la madre de Dios", Jesús ascendió al cielo y así nació el dogma de la Asunción de María, Jesús era sin pecado y entonces se habla de la Inmaculada Concepción de María, Jesús es el mediador entre Dios y los hombres y, a continuación, se habla de María auxiliadora de los cristianos, etc..... La María humilde descrita por los Evangelios no tiene nada que ver con la María adornada de joyas y venerada como es representada en las procesiones.
Lo que queremos decir es que María es un ejemplo de comportamiento (como fueron los otros principales personajes bíblico como Abraham, Moisés, Juan el Bautista, Pablo, etc...), pero esto no debe significar que hemos de recurrir a la veneración/adoración a ella, porque todavía sigue siendo una criatura: "ellos, que han cambiando la verdad Dios en una mentira y han adorado y servido a la criatura en vez de adorar al creador, que es bendito para siempre". (Romanos 1: 25). Cristo desmiente, claramente, incluso a aquellos que apoyan el culto Mariano en virtud de su condición como la madre de Jesús: "y uno le dijo:"tu madre y tus hermanos están allí y quieren hablarte". Pero él contestó al  que le hablaba: "quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?" Y, extendiendo su mano a sus discípulos, dijo, "he ahí  mi madre y mis hermanos! Porque cualquiera que haga  la voluntad de mi padre, que está en los cielos, es mi madre y mi hermano y hermana "(Mateo  12: 47-50). Por desgracia en estadísticas recientes mostradas en Italia el número de oraciones a María y los Santos ha superado a las oraciones dirigidas directamente a Dios.
Por tanto, creemos que la mejor manera de seguir el ejemplo de María es precisamente en la respuesta que dio durante la boda de Caná a aquellos que en lugar de ir directamente a Jesús prefirieron primero pasar y preguntar a María: "su madre dijo a los sirvientes, hagan  todo lo que él les diga (Jesús)"(Juan 2: 5). Si realmente queremos respetar y honrar a María y otras figuras importantes de la fe cristiana debemos comprometernos a ir directamente a Dios y a seguir su ejemplo de fe y no ciertamente actuar atribuyéndole reverencia y veneración porque eso va contra los principios cristianos: "y diciendo varones ¿porque hacéis esto nosotros también somos   hombres semejantes a vosotros, que os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y todo lo que en ellos hay."(Hechos de los Apóstoles 14: 15)," , Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoro. Más Pedro le levantó, diciendo; Levántate, pues yo mismo también soy hombre  ! (Hechos de los Apóstoles 10: 25, 26)


 

¿Cómo es el cielo?


La Biblia no da una descripción muy detallada de cómo es el cielo (paraíso) (porque es tan hermoso que nuestra mente humana no lo puede entender), pero de lo que se dice, podemos saber que estamos en presencia de Dios y que no habrá más injusticia, ni sufrimiento, ni tristeza

Los dos capítulos finales de la Palabra de Dios (Apocalipsis 21 y 22) son los que describen con más detalle cómo será el lugar preparado por Dios para todos los salvados: "He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres Él habitará con ellos, ellos serán su pueblo y Dios mismo estará con ellos como su Dios enjugará toda lágrima  y no habrá ya mas muerte ni  llanto, ni clamor, ni dolor, porque las cosas primeras han pasado .... En la  ciudad no se verá ningún templo, porque el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero (Jesús) son el templo. La ciudad no tiene necesidad de sol ni luna que la alumbre, porque la gloria de Dios la ilumina y el Cordero es su lumbrera. Durante el día sus puertas nunca se cierran (no habrá más noche), y Dios y Cristo recibirán  la gloria y la honra de las naciones. Después me mostró un río de agua de la vida, claro como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la ciudad  y a cada lado del río, estaba el árbol de la vida. Que da cosecha todo el año,  su  frutos cada mes , y las hojas del árbol serán para  sanidad de las naciones. No habrá más maldición. No habrá más noche, no habrá necesidad de encender la lámpara ni tampoco habrá necesidad de  la luz del sol, porque el Señor Dios lo iluminará y reinará por los siglos de los siglos."

Incluso nuestros cuerpos serán transformados  ​​y ya no serán "corruptible" como los actuales. Esto significa que muchos obstáculos, muchos dolores en nuestros cuerpos ya no existirán mas: ". Así también en la resurrección de los muertos El cuerpo se siembra en corrupción, resucita incorrupción" (1 Corintios 15:42).
Pero respecto del cielo (paraíso) es necesario aclarar un malentendido de fondo y básico. De hecho, hay una tendencia en  creer que los buenos van al cielo, mientras que los malos van al infierno. Si realmente fuese así el  paraíso, sería deshabitado, porque si somos honestos, debemos reconocer que todos somos pecadores, que todos hemos violado repetidamente la ley de Dios

Varios capítulos de la  Biblia nos muestra como nuestra bondad  nunca podrá ser suficiente para merecer la salvación, "porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él, porque la ley es el conocimiento del pecado." (Romanos 3:20), "Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto es culpable de toda la ley" (Santiago 3:10). Leyendo estos versículos, la situación parece desesperada, pero debemos agradecer a Dios que en su misericordia ha hecho el pago por nuestros pecados en Su Hijo Jesús, por eso si nosotros  queremos podemos recibir este regalo a través de la fe: "Porque por gracia sois salvos, por medio de la fe y esto no de vosotros, pues es don de Dios: no por obras para que nadie se gloríe "(Efesios 2:8-9).

El caso del ladrón (que ciertamente no tuvo  una vida ejemplar) el que murió en la cruz junto a Jesús, es un ejemplo de cómo Dios está dispuesto a perdonar a aquellos que se arrepienten y se arrepienten sinceramente: "El (el ladrón), dijo:" Jesús !, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino "Jesús le dijo:" Yo te digo la verdad, hoy estarás conmigo en el paraíso "(Lucas 23:43).
Cuando convertimos a Dios en nosotros sucede una transformación que nos permite crecer poco a poco día a día, pero aun así no podemos decir que llegamos a ser perfectos.


 

Puede existir el infierno si Dios es verdaderamente bueno y misericordioso?


Para responder a esta pregunta hay que suponer que Dios nos creó totalmente libres, y que se ha manifestado de muchas maneras en nuestras vidas y nos habla a través de Su Palabra, pero nos corresponde a cada uno de nosotros elegir si queremos ser sus hijos o rechazarlo como a Padre.
Si nosotros conscientemente rechazamos  la salvación que Dios nos ofrece de forma gratuita, automáticamente rechazamos  el derecho que El nos concede de convertirnos en sus hijos y así creamos  una clara separación entre nosotros y Dios

Sobre la realidad  de la existencia del  infierno hay muchos versículos: "E irán éstos al castigo eterno" (Mateo 25:46), "Hijo, recuerda que en tu vida recibiste tus bienes e igualmente Lázaro recibió sus males, pero ahora aquí éste es consolado, y tú atormentado "(Lucas 16:25);" salvarlos, arrebatándolos del fuego ... (Judas v. 23): "Mas  los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera;  allí será el lloro y el crujir de dientes "(Mateo 8:12)," Y el que no se hallo inscripto en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego "(Apocalipsis 20:15).

La impresión es, sin embargo, que el mayor  sufrimiento de los condenados al infierno será estar separado de Dios por la eternidad y no haber aceptado al Señor mientras hubo oportunidad, "Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? " (Mateo 16:26).

De la misma manera sucede con los condenados habrá diversidad de grados de sufrimiento: "Aquel  siervo que, conociendo la voluntad de su señor  no se preparo, ni hizo conforme a su voluntad recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas digna de azotes será azotado poco porque a todo aquel a quien se le haya dado mucho mucho se le demandara; y al que mucho se le haya confiado, mas se le pedirá". (Lucas 12:47-48).
La Palabra de Dios nos enseña que los hombres que se encuentren en el infierno serán  con siente   de lo que está pasando y, aunque no sabemos exactamente cómo se va a definir el sufrimiento,  podemos decir que será de grande tristeza y angustia.


 

¿La Biblia habla de la existencia del Purgatorio?


La iglesia Católica dice que hay un tercer lugar, el Purgatorio, donde los pecadores pasarán un periodo en el cual ellos expiarán sus culpas antes de ir al cielo. Nosotros que somos evangélicos rechazamos totalmente esta teoría porque la Biblia no menciona ese lugar  (el purgatorio), sino que más bien presenta dos posibles destinos para los muertos: "y serán reunidas delante de El  todas las Naciones,  y apartará los unos de los otros como aparta el pastor las ovejas de los cabritos;  y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos, a la izquierda.... E irán estos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna". (Mateo. 25: 32,33.46.
Los primeros cristianos creían que después de la muerte sólo dos posibles destinos: el Infierno y Paraíso, además porque la Biblia nunca ha hablado de otros lugares posible. Sin embargo, esta idea parecía a algúnos demasiado  radical y alguien quiso "humanizar" el pensamiento de Dios mediante la creación de una especie de terreno intermedio.


¿Qué dice exactamente la doctrina del Purgatorio?
He aquí algunos puntos claves formulados por la Iglesia Católica Romana sobre el Purgatorio:
-En el Purgatorio, las almas de los justos cancelan sus deudas frente  a la justicia divina sometidos a purificación y pena muy dolorosa. La purificación del purgatorio no se refiere a la culpa, sino sobre la pena. Si el perdón divino concedido al alma arrepentida borra cancela  la culpa, no quitara también la pena por medio de la expiación, el  hombre repara el desorden causado por sus pecados. Aquí, en la tierra el alma se somete a una pena en la figura de penitencia voluntaria y meritoria en el otro mundo;  bajo la forma de una purificación obligatoria.
Las penas en el Purgatorio no son las mismas para todas las almas. Varían en su duración y su intensidad y dependen de la culpabilidad de cada uno. En el Purgatorio reina una gran paz y también una cierta alegría, porque las almas tienen la certeza de su salvación y ven en sus penas como un medio para glorificar la Santidad de Dios y alcanzar la Vida beata.
-La Iglesia en la tierra puede ayudar, con sus votos, porque el mismo amor los une en Cristo. Estas obras expían  la pena de las almas en el Purgatorio, ofreciendo a ellos una compensación; la Misa es la ayuda  más eficaz que la Iglesia de la tierra puede proveer  al alma que se purifica. Las limosnas, la oración, como toda  otra  manifestación  de sacrificio es también un medio para ayudar a todas las almas de los sufrientes. -El Purgatorio terminará con un juicio universal, ya que todas las almas destinadas a la  Gloria habrán satisfecho, de una u otra manera, la justicia divina.


La base bíblica de esta doctrina
El punto de apoyo bíblico utilizado para justificar esta teoría se encuentra en 2 Macabeos 12: 43-45: "después de haber reunido entre sus hombres cerca de dos mil dracmas, las mandó a Jerusalén para ofrecer un sacrificio por el pecado, obrando muy hermosa y noblemente, con el pensamiento puesto en la resurrección. Pues de no esperar que los soldados caídos no resucitaran, habría sido superfluo y necio rogar por los muertos;  mas si consideraba que una magnifica recompensa está reservada a los que duermen piadosamente,  era un pensamiento santo y piadoso.      
Esta historia bíblica justificaría la idea de que es correcto orar por los muertos y por lo tanto, confirma la doctrina del Purgatorio. Acerca de estos versos, debemos especificar que los Macabeos se encuentran  dentro de aquellos definidos como Deuterocanónicos, es decir, aquellos libros que se agregaron al Canon bíblico del Antiguo Testamento por la Iglesia Católica durante la Contrarreforma, es decir, decenas de siglos después  que fueron escritos. También hay que agregar que si realmente hay un Purgatorio, sin duda, otros autores del Viejo y Nuevo Testamento habrían ampliamente hablado, mientras que en realidad siempre y sólo se habla de salvación eterna y de eterna condena.
Otro verso utilizado como soporte de la doctrina del Purgatorio esta en Lucas 12: 47 "Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Con estos versos, Jesús simplemente dice que como en el cielo, habrá diversos grados de reconocimientos, del mismo modo en el infierno habrá distintos grados de condena.
La última pista bíblica que se usa para probar la existencia de Purgatorio está situada en 1 Corintios 3: 13-15: "la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cual sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá perdida, si  bien el  mismo será salvo, aunque así como por fuego ".
Usar estos versos como una demostración de la existencia del  purgatorio es impropio por las siguientes razones: 1) Pablo habla de un fuego que pretende revelar la naturaleza de nuestros trabajos y no tiene ninguna función de purificación como debiera ser lo del  purgatorio; 2) este fuego  se enciende sólo en el momento de la aparición de Cristo en el postrer día y no se trata  de un fuego eterno que arde aun antes del juicio; 3) de acuerdo a la doctrina católica, sólo los cristianos imperfectos pasarán a través del Purgatorio, mientras que aquí Pablo habla de un fuego que debe probar las  obras de todos los cristianos; 4) es importante  notar que la salvación de lo que se denomina como trabajador infiel tendrá lugar no a través de aquel fuego, pero si aquel fuego consumirá sus obras..
La doctrina del Purgatorio, sin embargo, está presente en el mundo católico, aunque todavía en estos días  se hacen las llamadas misas por los difuntos estás, que, a través de la oración y la limosna tendría el poder de acortar la estancia de un ser querido en el Purgatorio.
En conclusión podemos afirmar  que nuestros pecados ya han sido expiados una vez y para siempre por el sacrificio  perfecto hecho por Jesús en la Cruz hace dos mil años: "Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por el seremos salvos de la ira". (Romanos 5: 9); "Ahora pues ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús" (Romanos 8: 1). Sostener  la idea del purgatorio significa cuestionar poner en dudas  que Cristo en la Cruz haya  podido expiar completamente  los pecados del mundo.


 

 

¿Por qué no bautizamos a los bebés, como lo hace  la Iglesia Católica?


La Biblia claramente presenta el bautismo como la acción que sigue al  arrepentimiento y que da fe de su decisión de seguir a Cristo: "quien ha creído y es bautizado será salvo, pero quien no cree será condenado". (Marco 16: 16), "Y  Pedro dijo a ellos:" arrepentíos y cada uno de ustedes sean  bautizados en el nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados, y recibiréis  el don del Espíritu Santo "(Hechos de los Apóstoles  2: 38).
Bautismo no es un simple acto litúrgico, pero si es algo mucho más serio e importante porque a través de ella demostramos nuestra voluntad de ser cristianos. A través del bautismo en agua tomamos la decisión de hacer morir a nuestro hombre viejo para comenzar una nueva vida en Cristo: "Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos para la gloria del Padre, así también nosotros andemos en nueva vida ." (Romanos 6: 4). El Bautismo se practica mediante la plena inmersión en el agua (de hecho la palabra griega Bautismo significa literalmente "inmersión") porque con este acto simbolizamos la  muerte  de  nuestro viejo hombre y el nacimiento del hombre nuevo en Cristo.
La crítica por el bautismo a los recién nacidos no es sólo de carácter formal, sino también de esencia porque se elimina la necesidad de ser convertido  antes de ser bautizado se vacía el bautismo de todo significado y lo transforma simplemente como un gesto litúrgico a los recién nacidos. Es esencial comprender que los cristianos no nacen, sino que se hacen y que, si queremos ser hijos de Dios somos llamados en algún momento a tomar una decisión clara se sirve  al señor o se rechaza. Si en su lugar se bautizan a los bebes, terminan creyendo que están ya a cuenta delante de Dios, sin nunca haber sentido la necesidad de dar un paso de fe personal que es el bautismo en agua.
Así que en breve nuestros pensamientos:


Para un cristiano es importante  bautizarse? Sí es esencial porque este mandamiento fue dado por Jesucristo mismo. Si decimos ser creyentes pero, después no aceptamos ser bautizados demostramos tomar muy superficialmente las palabra de Jesús.


Puede una persona no bautizada ir al cielo? Sí se puede, y de hecho tenemos el ejemplo del  ladrón crucificado junto a Jesús quien fue salvo sin ser bautizado. Sin embargo debe recordarse que esto era una excepción porque si el ladrón habría podido  bautizarse, sin duda, lo  habría hecho.


Si muere un niño pequeño sin ser bautizado termina en el infierno? Ciertamente no, porque Jesús dijo que los niños pequeños son inocentes por su propia naturaleza y, en su caso no se puede hablar de bautismo de arrepentimiento y conversión.


La Iglesia siempre ha bautizado a los bebés? No, esta práctica nació siglos después de Cristo. Me ha pasado que  asistí a un bautismo católico y el mismo sacerdote dijo que, durante siglos, la Iglesia Católica ha bautizado  sólo a adultos.


El Bautismo nos garantiza la vida eterna?   Sin duda  no, y la prueba es que ha habido millones de personas, bautizadas cuando niños pero que han vivido una vida lejos de Cristo. Por desgracia, a veces tienen la impresión de que algunos católicos piensan que las aguas bautismales tengan  casi poderes mágicos, mientras que el bautismo no vale nada a los ojos de Dios, si el que se bautiza no ha tomado una real decisión de servirlo.


 

Jesús dijo claramente sobre el pan "Esto es mi cuerpo" y sobre el vino "esta es mi sangre" (Mateo 26: 26 - 28). ¿Por qué no pensar que en la celebración de la Eucaristía sea  la presencia del cuerpo y sangre de Cristo?


En la palabra de Dios el uso del verbo "ser" ha sido usado en varias ocasiones con una función simbólica: "yo soy la vid verdadera, y mi padre es el labrador." (Juan 15: 1),"Por eso Jesús dijo nuevamente a ellos:"  de cierto, de cierto os digo, yo soy la puerta de las ovejas "(Juan 10: 7);" beberán  todos de la misma bebida espiritual, porque bebían de  la roca espiritual que le seguían  a ellos; y esta roca era Cristo. " (1 Corintios 10: 4). Evidentemente, después de leer estos versos,  nadie pensaría en estos casos concederle al verbo una función real, pero es claro que Jesús simboliza la vida,  la puerta de las ovejas y la roca.
A esta altura, para aclarar el verdadero significado de la santa comunión  establecido por el Señor sería necesario profundizar en lo que dice la Palabra de Dios.


A través de la comunión se repite físicamente el sacrificio de Cristo?
La Biblia niega absolutamente esta teoría,  recordándonos que el sacrificio de Cristo hecho hace dos mil años fue perfecto y fue hecho una vez y para siempre, a diferencia de los sacrificios del Antiguo Testamento que se repiten continuamente ya que solo podían cubrir el pecado: "Y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el  Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de si mismo para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio , así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan ". (Hebreos 9: 25 - 28), "porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez  para siempre, ofreciéndose a si mismo." (Hebreos  7: 26-27); "sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él. Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; más en cuanto vive, para Dios vive. " (Romanos 6: 9 - 10).

 
Es correcto que los cristianos celebran la santa cena?  
Sí es muy importante que los cristianos celebren la Santa Cena porque este mandamiento es establecido por Jesucristo y sirve para recordarnos que el señor ha pagado un alto precio para expiar nuestros pecados.
Pablo en su primera epístola a los corintios confirmó que la Santa Cena era celebrada  por los primeros cristianos: "Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús,  la noche que fue entregado, tomo pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad y comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mi. Así mismo tomo también la copa, después de haber cenado, diciendo: esta copa es en nuevo pacto en mi sangre; hace d esto todas las veces que la bebieres, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comieres este pan y bebieres esta copa, del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a si mismo y coma así del pan y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor juicio come y bebe para si, por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros y muchos duermen Si pues si  nos examinásemos a nosotros mismos no seriamos juzgados mas siendo juzgados somos castigados por el Señor para no ser condenados con el mundo Así que hermanos míos cuando os reunís a comer esperaos unos a otros. Si alguno tuviere hambre coma en su casa para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere. " (1 Corintios 11: 23-34).
En este caso Pablo reprendió duramente a los Corintos,  porque habían confundido la comunión con una comida común. Esto en vez tiene un alto valor espiritual, siendo la conmemoración del sacrificio de Cristo en la Cruz. Es por esta razón qué debemos recibir los símbolos con un espíritu consciente de la importancia de este acto y es necesario que antes de acercarnos a la mesa nos examinemos a nosotros mismos y nuestra conducta de vida. En este capítulo también se  destaca el valor simbólico de este acto ya que dice: "Porque cada vez que comieren de este pan y bebieren esta copa (por lo tanto, no se habla de carne y sangre real, sino de pan y vino que si lo representa), ustedes anuncian  (y no dice repetición) , la muerte del Señor hasta que él venga".


Qué valor debemos atribuir al pan y el vino?
El pan y el vino tienen un valor simbólico en la Santa Cena y un valor conmemorativo, como es confirmado por las palabras de Jesús: "hagan esto en memoria  de mí". El hecho de que se trata de una conmemoración no quiere decir que se  deba tomar a la ligera, porque incluso los judíos celebraban con gran solemnidad la celebración de la salida de Egipto a través de la Pascua la que pre figuraba la transición de la esclavitud del pecado a la libertad en Cristo (Éxodo 12: 26).
El dogma de la transubstanciación, a saber, el proceso según el cual en la ostia físicamente esta el cuerpo y la sangre de Cristo, no nació con los primeros cristianos, pero fue sancionada doce siglos después de la crucifixión del Señor y además de esto hay que añadir que el uso de la ostia era desconocido para los primeros cristianos, quienes  utilizaban para conmemorar el pan de comunión (el cual fue roto) y el vino (que fue distribuido a todos y no sólo a aquellos que presidia  el culto) como es enseñado por Jesucristo.
En apoyo del dogma  Católico se utiliza a menudo el capítulo 6 del Evangelio de Juan. Una lectura cuidadosa de toda la porción, nos ayuda a comprender que el significado de las palabras del Señor es muy diferente al de la Eucaristía Católica. "Jesús les respondió:" de cierto, de cierto te digo, que me  buscan, no porque han visto señales y milagros, sino porque han comido del pan y han sido saciados. Trabajad no por el pan que perece, sino por el alimento que perdura a  vida eterna,  que el hijo del hombre le dará; porque  sobre él, el padre, esto es  Dios, ha puesto su sello ". (Juan 6: 26-27).


Comentario
: El discurso relativo a Jesús como pan de vida comienza con el reproche que Jesús hizo a quienes lo seguían  sólo por razones carnales (es decir, solo para ver el pan), en lugar de buscar las cosas espirituales.
"Entonces , le dijeron:"¿qué debemos hacer para poner en práctica  las obras de Dios?" Respondió Jesús y les dijo:, "esta es la obra de Dios: que creáis en él que Él ha enviado.", le dijeron entonces : "que señal, pues haces tú, para que veamos, y te creamos? Que obra haces?   Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: "Pan del cielo les dio a comer" "Y  Jesús les dijo: "de cierto, de cierto os digo  no os dio Moisés el pan del cielo, mas  mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo Le dijeron Señor, danos siempre este pan  Jesús les dijo Yo soy el pan de vida, el que a m i viene, nunca tendrá hambre, y el que en mi cree, no tendrá sed jamás ." (Juan 6: 28-35).


Comentario
: Le preguntaron a Jesús, que tenían que hacer para hacer las obras de Dios y Jesús contestó: que creáis en él quien lo ha enviado; más tarde la comparación con el maná (pan material que quitó el hambre a la gente durante un período determinado) y el verdadero pan que viene del cielo; en este punto los oyentes pensaban que Jesús hablaba  de un pan físico pero él contestó: "yo soy el pan de  vida; quien  viene a mí nunca tendrá  hambre, y el que  cree en mí no tendrá sed jamás". Con estas palabras Jesús indica claramente que el comer de este pan consiste en ir a Él y creer en Él.
 "Más os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis. Todo lo que el Padre me da, vendrá a mi; y el que a mi viene no le echo fuera. Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió  Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió  que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. Y esta es la voluntad del que me ha enviado: que todo aquel que ve al hijo, y cree en él tenga vida eterna, y yo le resucitaré en el día postrero Murmuraban de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que descendió del cielo Y decían no es este Jesús el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos como pues dice este Del cielo he descendido? Jesús respondió y les dijo No murmuréis entre vosotros ninguno puede venir a mi si el Padre que me envió no le trajere y yo le resucitare en el día postrero Escrito está en los profetas Y serán todos enseñados por Dios así que todo aquel que oyó al Padre y aprendió de Él viene a mi No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios este ha visto al padre De cierto de cierto os digo el que cre en mi tiene vida eterna"(Juan 6: 36-47).


Comentario
: Reitera que la vida eterna no es comer físicamente su cuerpo y físicamente beber su sangre, pero estos actos son simbólicos, porque la salvación es  en  contemplar a Jesús el Hijo y en creer en Él. Después de repetir una vez más que la vida eterna es para aquellos que creen en él, Jesús afirma ser el pan de vida y quien coma de este pan tendrá vida eterna. Este es el pan que desciende del cielo para que el que de el come no muera  Yo soy el Pan vivo que descendió del cielo si alguno comiere de este pan vivirá para siempre y el pan que yo le daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo"(Juan 6: 48-51).


Comentario
: Hasta ahora Jesús habían dicho que la vida eterna se logró con creer en contemplar e ir a él, ahora añade que la vida eterna es comer a él, el pan de vida, su carne y sangre y vista la premisa podemos decir que alimentarse  de él no es más que una expresión que refuerza la idea de creer y contemplarlo a El. Las palabras que siguen nos hacen comprender que su carne es el verdadero alimento, y su sangre es la verdadera bebida, por lo que deberíamos alimentamos espiritualmente de El, por la fe, y que estas palabras hablan de su sacrificio expiatorio en la Cruz: "el pan que les daré es mi carne, que la voy a dar para la vida del mundo".
Los judíos, evidentemente, no entendían en el sentido de estas palabras y preguntaron  qué quiere decir, porque sabían perfectamente que nutrirse de sangre (mucho más de un ser humanos) era energicamente  condenado  por la Ley de Moisés (y también en el nuevo testamento, en el capítulo 15 de los Hechos de los Apóstoles, repite que no se  puede comer sangre). Pero Jesús repite que él es el verdadero alimento de todo creyente, y de hecho nosotros podemos testificar que sólo cuando estamos en comunión con el Señor nos podemos sentir ese sentimiento de gozo total  y de paz que nos sacia totalmente.


 

Autor: Las respuestas de los valles de Alessandro Valli
Traducción por: Past. Samuel Daniele


k